El pasado sábado tuvimos el placer de ser testigos de cómo Jaime y Sara se daban el SÍ QUIERO desde el cielo. Aparte de que el sitio lo merece, el día acompaño muchísimo y la pareja pudo celebrar una ceremonia como si estuviese pasando en pleno verano.

Ella llego en una majestuosa Harley Davison y de la mano de su padrino y sus damitas, recorrió la alfombra llena de pétalos. 

Una vez terminó la ceremonia, hubo un gran banquete con traca valenciana, músicos, caricaturistas, bromas y mucha felicidad. 

¡¡Enhorabuena pareja!!