Casi todas las novias tienen una cosa en común:
Quieren ser diferentes a las demás novias. 

En la calle Ayala de Madrid, se encuentra el taller de la diseñadora Helena Mareque. Sus diseños destacan por ser personalizados, usar tejidos de autor exclusivos y vaporosos, los bordados y los apliques vintage. 

Lo maravilloso de que te hagan el vestido es que será totalmente personal  ello también significa que si quieres incorporar a tu vestido un encaje, joya heredada o cualquier otro detalle, puedes. En Ibiza, aún no tenemos asumido este tipo de proyectos, la mayoría de nuestras novias se dirigen a comprarlo a tiendas o marcas de reconocido nombre. 

 Foto: Noire et Blanche
Creemos que muchas veces es por que piensan que el coste de confección del vestido se va a disparar mucho, y realmente, viendo algunos casos que hemos tenido, no es así… Y por otro lado, también sabemos que en algunas ocasiones a la novia le asusta no ver desde un primer momento el resultado final, pero aquí os explicamos como suele ser el procedimiento con Helena. 

Lo primero es una entrevista con ella, de ese modo se pueden concretar detalles como el lugar, la hora y las ideas que tenéis en mente. También es el momento de nombrar nuestros complejos o comentar cómo sería para vosotras el vestido ideal que os estilizase para que ella también lo tenga en cuenta. 
Después, la diseñadora elabora un patrón único de lo que será tu futuro vestido. 

Normalmente, se suelen hacer tres pruebas y las primeras se hacen con un mínimo de 5 meses de antelación. Un mes antes el vestido está casi acabado y se decide el estilismo (maquillaje, accesorios, peinado) y una semana antes se hace la última prueba.

Las fotos las hemos cogido de los perfiles sociales de la diseñadora y de otro reportaje. Si queréis ver más imágenes también las podéis encontrar en nuestro Pinterest. Si te animas a contar con ella para casarte en Ibiza, ¡lo queremos saber!
A soñar con vuestro vestido ideal y que paséis buen fin de semana 🙂