La comida es una de las cosas que más se recordará en vuestra boda. Esta partida suele ser entre el 50 y el 60% de la boda, por lo que es bien importante. 
La mayoría de los catering con los que estamos acostumbradas a trabajar, suelen ofrecer varios tipos de celebración por lo que lo primero que debéis pensar es el tipo de boda que queréis.  Es decir, quizá en lugar de una comida formal emplatada, estéis pensando en algo más informal como un finger food o un coctail desenfadado, estaciones de comida… 
De todas esas opciones y de un servicio muy mimado se encarga The Chef, uno de los proveedores con clientes de alto standing, acostumbrados a ofrecer servicios exclusivos y protocolo. 

¿Va a ser una boda temática? ¿Necesitáis mucha decoración y mobiliario? Quizá os interese contactar a Cardamom o el Catering Francésoel Catering de Charles. Ambos cuentan con una gran oferta de materiales y objetos decorativos. 

 Foto: Cardamom

 Foto: Cardamom

 Foto: El Catering de Charles

 Foto: El Catering de Charles

 Foto: El Catering Francés

 Foto: El Catering Francés
Si estáis pensando en incorporar las últimas tendencias en bodas como mesas frías, Ostras… o buscáis un emplatado con mucho gusto Food it Catering o Casa Colonial pueden ser vuestros mejores aliados. 

Foto: Food it Catering

 Foto: Food it Catering

 Foto: Casa Colonial

 Foto: Casa Colonial
Tengo que elegir pero…¿Por donde empezar? Parece obvio, pero las experiencias vividas ayudan mucho. Si recordáis haber estado en alguna celebración y os gustó su catering, pedid referencias. 
Cosas importantes:
1- Cuando vayáis a pedir información, dad datos como fecha, hora prevista del servicio, número de invitados, presupuesto y recordad que las cenas son más caras que las comidas, igual que una comida emplatada en mesa y un buffet… 
2- Valorad si el catering sirve comida fresca o congelada. También conviene saber si se cocina en el lugar o viene algo preparado. Una opción que te puede dar el catering también es el show cooking (cocina en directo) Normalmente, hace mucha gracia y no supone mucho mucho lío a la hora de los postres o cocinar una paella o hacer un rico sushi como el que mostramos de The Ibiza Catering.  

 Foto: The Ibiza Catering

 Foto: The Ibiza Catering
3- Saber cómo irán vestidos o cómo es el servicio del catering también es algo a tener en cuenta. En cuanto a recomendaciones de qué comida servir, a veces lo mejor también es preguntar al chef si tiene alguna especialidad como la cocina fusión y molecular de Jam Pleasure

 Foto: Jam Pleasure

 Foto: Jam Pleasure
4- Finalmente, cuando os hagan el presupuesto revisad si os incluyen mobiliario, vajilla, staff, horas de servicio, montaje y desmontaje… En fin, para comparar entre unos y otros no sólo cuenta el menú sino todo el valor añadido que cada uno de ellos os dan. 
Esperamos a ver contribuido un poco en vuestras elecciones.